Categorías
INFO

Aceites para motores

El aceite es vital para el motor de tu coche, por eso hay que seguir literalmente las instrucciones que indique el fabricante en el correspondiente manual así como los plazos de mantenimiento para su sustitución, utilizando únicamente la especificación concreta recomendada, de lo contrario podría comprometerse la correcta lubricación del motor. 

La función principal del aceite es proteger y lubricar todas las piezas internas del motor. Con el paso del tiempo y del uso pierde propiedades lo que requiere el cambio imperativo del mismo. No llevarlo a cabo puede provocar importantes averías, pérdidas de rendimiento, daños irreparables, etc…

En el mercado hay muchos tipos y variedades de aceite, así como leves modificaciones por parte de cada marca aportando aditivos u otros químicos para optimizar su durabilidad y calidad. 

Existen 2 entidades principales para la regulación y categorización de los tipos de aceite así como sus certificaciones, condiciones de uso, etc… La más conocida es SAE (Sociedad de Ingenieros Automotores) y la otra es API (Instituto Americano del Petróleo). En sus descripciones muestran genéricamente datos como la viscosidad (es un valor que muestra la estabilidad del lubricante antes diferentes rangos de temperatura) y otros como los certificados compatibles aprobados por fabricantes de coches.

Aceites Multigrado y Monogrado. 

Los tipos se dividen en dos categorías: multigrado y monogrado.

Los aceites multigrado ofrecen un rango en sus valores de viscosidad. El primer número hace referencia a sus posibilidades de funcionamiento a bajas temperaturas (mejor si el valor es más bajo). El segundo respecto a temperaturas más altas, con referencia a los 100º (temperatura aproximada de trabajo de un motor). Por lo tanto, un aceite 5w40 ofrece mejor rendimiento que un 20w50. A su vez, dentro de los multigrados se dividen según su base de fabricación: minerales, semi-sintéticos y sintéticos.

Por el otro lado, los aceites monogrado se diferencian básicamente por tener un único valor (grado) de viscosidad, se denominarían por ejemplo SAE 75. 

Aceites sintéticos.

Esta variedad es de la más común en la actualidad para vehículos nuevos, permite sustituciones que varían entre los 10.000 y 25.000 km (en algunos motores o fabricantes incluso más). Comercialmente también conocidos como aceites “Long Life” por su larga duración manteniendo propiedades. Hay que tener en cuenta que debe cambiarse al año y medio o dos como máximo aunque no se alcancen esos kilometrajes. 

Aceite semi-sintético

El segundo de los tipos más usados es el semi-sintético, su rango de kilometraje, según especificaciones, cubre entre los 8.000 y 15.000 kms máximo (o el plazo de tiempo de uso anterior). Una versión típica es 10w40.

Aceite mineral

El último de los tipos es el que cada vez se usa menos, el mineral. Su rango de kilometraje, según especificaciones, cubre entre los 4.000 y 10.000 kms máximo (o el plazo de tiempo de uso anterior). Una versión típica es 15w40. Se emplea en motores con mayor desgaste.

 

 

 

En resumen, para un buen mantenimiento del motor respeta siempre los plazos indicados de tiempo y kilometraje así como el tipo de aceite recomendado por el manual del fabricante. Importante cambiar también el filtro correspondiente.